Logotipo HC Fertility
Abrir menú Cerrar menú
Ilustración HC Fertility

¿Le llamamos?

Botón Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter


Soy mayor de 18 y he leído y acepto la Política de Privacidad.*

28 junio, 2016

La ayuda psicológica, una potente herramienta para afrontar la infertilidad

Barra separadora

Los problemas relacionados con la fertilidad no están sólo relacionados con la dificultad para concebir un hijo, sino que trasciende a objetivos personales que pueden llegar a suponer una crisis vital para muchos pacientes.

El impacto emocional que supone enfrentarse a la imposibilidad de poder reproducir, crea intensos síntomas de ansiedad, tristeza, cambios de humor y baja autoestima, que pueden dificultad el tratamiento. Todo ello sumado a la incertidumbre por los resultados, hacen al paciente muy vulnerable.

Contar con el apoyo de un profesional de la psicología para favorecer el ajuste emocional de la pareja y afrontar el proceso desde una orientación multidisciplinar se hace imprescindible, ya que se ha demostrado científicamente, que aumenta las probabilidades de éxito en el proceso.

Por ello, si está pasando por este problema, hay tres pasos. No deje de leer estos 3 pasos que le ayudarán a enfrentarse al proceso con mayor fortaleza:

TRABAJE CON UN PSICÓLOGO: Aunque puede apoyarse en la familia, hablar con un psicólogo experto en temas de fertilidad puede ayudarle a afrontar dudas, inquietudes y llevar todo el proceso con la mayor calma y normalidad posible. Además facilitará la comunicación con la pareja y búsqueda de posibles alternativas.

Rocío Pomares

Psicóloga especializada en Procesos de Fertilidad y Reproducción Asistida

ENTRENE EN RELAJACIÓN: Existen diferentes métodos de relajación muy efectivos. Alguno de los más utilizados son el de Jacobson, que puede encontrar fácilmente por internet. También el yoga, la meditación o el mindfulness tienen efectos asombrosamente positivos sobre las emociones. Ayúdese de estas herramientas, practíquelas en momentos relajados y utilícelas cuando lo vea necesario, le ayudará a conseguir la calma cuando más lo necesite.

PIENSE ÚTIL: Es cierto que en momentos así es muy difícil pensar positivo, pero de nada le sirve rumiar una y otra vez en el mismo pensamiento.

El éxito del proceso no depende únicamente de usted, pero su actitud sí. Sabemos que una actitud positiva y relajada favorece el tratamiento. Si no consigue pensar positivo, al menos piense útil. Si lo que piensa no le ayuda a avanzar como desearía ¡deséchelo! Sabemos que es incompatible para el cerebro pensar en dos cosas al mismo tiempo, por ello, elija enfocarse en pensamientos útiles que le ayuden a afrontar la situación de manera relajada y con optimismo.

Confíe en su médico y en la ciencia y céntrese exclusivamente en lo que dependa de usted.

Icono Flecha Volver

Volver al blog

Otras noticias

Barra separadora

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.