Logotipo HC Fertility
Abrir menú Cerrar menú
Ilustración HC Fertility

¿Le llamamos?

Botón Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter


Soy mayor de 18 y he leído y acepto la Política de Privacidad.*

18 mayo, 2020

La calidad de los óvulos

Barra separadora

La buena calidad de los óvulos es fundamental para poder tener un bebé.

Para transformarse en un embrión sano, el óvulo necesita tener los cromosomas apropiados y la capacidad para combinarlos con los del espermatozoide.

Un óvulo de mala calidad puede alterar el proceso reproductivo y marcar la diferencia entre conseguir o no un embarazo a término.

¿Qué es la mala calidad ovocitaria?

La calidad ovocitaria indica como de preparados están los óvulos de una mujer para convertirse en embriones sanos, una vez fertilizados.

El ovulo debe tener suficiente energía a fin de poder crecer y dividirse normalmente.

Si son de mala calidad pueden desembocar en embarazos cromosómicamente anormales y aumentar así el riesgo de que el bebé presente desórdenes genéticos.

¿Cuáles son las causas de la mala calidad de los óvulos?

La edad es el factor de mayor influencia sobre la calidad ovocitaria de la mujer.

A partir de los 35 años comienza a manifestarse una notable reducción del número de óvulos en los ovarios de la mujer y, sobre todo, de su calidad.

Cuando ésta llega a los 40 años, los óvulos de mala calidad suelen superar en número a los óvulos de buena calidad, por lo que sus probabilidades de quedar embarazada disminuyen significativamente.

No solamente la edad es factor de riesgo para una mala calidad de óvulos

Las mujeres jóvenes, por debajo de 35 años, también pueden tener mala calidad ovocitaria como consecuencia de:

  • Problemas genéticos
  • Problemas inmunológicos
  • Tratamientos contra el cáncer
  • Tabaquismo, alcoholismo, drogas
  • Endometriosis
  • Obesidad
  • Síndrome de ovarios poliquísticos

 

¿Se puede diagnosticar la mala calidad de los óvulos?

Cada mujer nace con un número de ovocitos finito. Durante su etapa fértil, en cada ciclo se reclutan y se expulsan un número determinado de folículos con sus óvulos, para el funcionamiento ovárico, y poco a poco, con los años, es inevitable que se vayan agotando y llegar a la menopausia.

El número de folículos, con sus ovocitos, de que disponéis en cada momento, es lo que conocemos como la reserva ovárica.

Para conocer la reserva ovárica y poder valorarla y, cuantificarla, se realiza mediante:

  • Análisis de la hormona antimülleriana bien conocida como AMH, la FSH, estradiol.
  • Recuentro de folículos antrales, realizado con ecografía en los primeros días del ciclo.

No siempre es paralelo en una mujer tener baja calidad de óvulos y mala calidad de óvulos.

Hay que diferenciar pacientes con baja reserva ovárica de pacientes de mala calidad ovocitaria, aunque a partir de los 35 años suelen ir juntas.

En la actualidad no existe ninguna analítica, u otra técnica no invasiva que, a priori, pueda indicarnos que los óvulos de una mujer, aun teniendo un número alto, sean de buena calidad.

La mejor manera de comprobar si los óvulos de la mujer tienen la capacidad de crecer y desarrollarse correctamente es mediante un ciclo de Fertilización In Vitro (FIV).

Técnicas frente a la mala calidad del óvulo

La conocida FIV (Fecundación In Vitro) nos permite observar la morfología de los óvulos, por ejemplo, mutaciones en los genes que codifican a las proteínas de la capa externa del óvulo, zona pelúcida, esta se hace más rígida y difícil de fecundar.

La inyección intracitoplasmática de espermatozoides, ICSI, sería una solución a esta alteración.

También existen cantidad de mutaciones descritas que hacen que el óvulo no pueda ser fecundado o que una vez fecundado no se divida correctamente.

La FIV acompañada del diagnóstico genético preimplantacional (DGP), ayuda a detectar anomalías cromosómicas y genéticas en el embrión.

No podemos evitar los errores cromosómicos, pero si diagnosticarlos.

El DGP permite que sólo los embriones libres de anomalías genéticas y cromosómicas se transfieran al útero materno.

Las pacientes con mala calidad ovocitaria tienen una tasa más elevada de anomalías genéticas estructurales, por lo que al transferir sólo embriones normales se maximizan las probabilidades de implantación, de embarazo y de tener un bebé en casa

Una paciente con mala calidad de óvulos puede conseguir con alta probabilidad un bebé sano en casa.

¿Existe un tratamiento específico para mejorar la calidad de los óvulos?

No existe ningún tratamiento para mejorar la calidad de los óvulos, calidad ovocitaria, pero sí se pueden llevar a cabo algunas recomendaciones en ciertos casos como:

  • tratamientos con antioxidantes específicos con coenzimas
  • dieta equilibrada, en algunos casos bajar de peso.
  • eliminación de malos hábitos como tabaco, alcohol y drogas

En HC Fertility a cada pareja se le recomienda que mejorar, según su caso y junto con una estimulación personalizada, consigue optimizar el ciclo y obtener el mejor ovocito.

 

Mª Jose Figueroa Garcia

Directora de Laboratorio. Embrióloga.

María José Figueroa, directora laboratorio embriologia hc fertility marbella

En HC Fertility hacemos posible tu sueño

En HC Fertility llevamos muchos años comprobando que, en nuestras pacientes, sin duda un diagnostico completo a tiempo es la mejor opción para poder valorar y poner soluciones acordes a cada caso.

En nuestro centro, además de nuestras consultas, quirófanos, laboratorio de Andrología, Criobiología y FIV contamos con laboratorio de análisis clínico propio, por lo que podemos ofrecer seguridad, comodidad y rapidez para realizar este diagnostico y poder valorar junto al ginecólogo tus resultados en el mismo día.

no esperes mas para ser mama. hc fertility marbella lo hacemos posibleIcono Flecha Volver

Volver al blog

Otras noticias

Barra separadora

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.