Logotipo HC Fertility
Abrir menú Cerrar menú
Ilustración HC Fertility

Pedir cita

Botón Newsletter

Suscríbase a nuestro newsletter


    Soy mayor de 18 y he leído y acepto la Política de Privacidad.*

    Barra separadora

    El aumento de mujeres que deciden congelar sus óvulos para preservar su fertilidad cada vez es mayor.

    La sociedad está tomando conciencia de que realmente el retraso de la maternidad, por los motivos que sean, dificulta el embarazo.

    Si tienes 30 años, te gustaría ser mamá en un futuro a largo plazo, esta puede ser una buena opción para valorar y poder tomar tus decisiones de vida con mayor tranquilidad.

    Esta es la experiencia de M. V.

    ¿Por qué decidiste optar por un tratamiento de preservación de fertilidad?

    Porque soy consciente de la importancia de la edad de la mujer para ser madre.

    En estos momentos todavía soy joven, acabo de cumplir los 30 años, pero no me planteo la maternidad de una manera inmediata. Por lo que he leído, a partir de los 35 años, la calidad de los óvulos va disminuyendo y conforme pasa el tiempo va siendo más difícil quedarse embarazada con esos óvulos.

     

    Para mi ser madre es una gran responsabilidad y me gustaría que llegase en el momento adecuado.

     

    Hoy en día, una vez finalizas los estudios, llegan muchos más retos como encontrar un puesto de trabajo estable, independizarse económicamente y tener un hogar propio… y todas estas cosas llevan su tiempo y nuestro reloj biológico no se detiene, por eso congelar los óvulos me parece la mejor opción en mi situación.

     

    Posiblemente, puede que llegue el momento que me plantee la maternidad y quizás no necesite los óvulos que he preservado, pero por si acaso tengo la tranquilidad de tener congelado mi óvulos, manteniendo la calidad actual de estos.

     

    ¿Cuál ha sido su experiencia con los profesionales de HC Fertility?

    La experiencia ha sido inmejorable.

    Cuentan con un gran equipo de profesionales con muchos años de experiencia en reproducción asistida, lo cual te hace sentir que estas en buenas manos. Además, tanto ginecólogos, como las embriólogas y las coordinadoras de pacientes han estado siempre dispuestos a resolverme cualquier duda, que durante el proceso han sido bastantes, y siempre con una gran amabilidad.

    ¿Cuáles han sido los pasos para realizar este proceso?

    En primer lugar, me realicé un diagnóstico de fertilidad en HC Fertility, son unas pruebas muy sencillas, una analítica de sangre y una ecografía.

    Además con las facilidades que me plantearon en HC Fertility de rapidez y comodidad, allí mismo realicé las pruebas y 3 horas después pude tener los resultados y valorarlos con un ginecólogo que me explicó mi situación actual y resolvió todas mis dudas.

     

    Una vez realizado este diagnóstico, comencé con la medicación durante 12 días, y el día de la punción, estuve 15 minutos bajo sedación para obtener los óvulos.

     

    Estuve una hora después descansando en las instalaciones para asegurarse de que todo estaba bien y me marché a casa. Al día siguiente ya puedes hacer vida normal.

    ¿Recomendaría a otras mujeres realizarlo?

    Si, creo que es muy importante que tomemos conciencia de la importancia de la preservación de la fertilidad y que cuando aún se está a tiempo se congelen los óvulos.

     

    La verdad que cuando te planteas realizarlo, surgen muchas dudas sobre qué efectos tendrá la medicación, si será muy complicado el ponerla… pero una vez que das el paso, ves que no es tan difícil y que los efectos de la medicación, aunque se notan son muy llevaderos.

     

    ¿Qué te dicen en tu entorno tras decidir realizar el tratamiento?

    Las opiniones han sido diversas, hay quien te dice que eres demasiado joven y que todavía te queda mucho tiempo para plantearte la maternidad sin problema, muchas veces esto proviene del desconocimiento de la realidad que existen con la disminución de nuestra reserva ovárica, y por tanto de las posibilidades que con la edad van siendo menos.

     

    Sin embargo, la gente más cercana a mí ha apoyado en todo momento mi decisión, supongo que por haberles transmitido yo la importancia de la edad.

     

    Puedo decir que estoy muy feliz con la decisión de haber congelado mis óvulos, con la tranquilidad de poder tomar decisiones y saber que podré retrasar mi maternidad para cuando sea el momento adecuado.

     

    Desde aquí animo a todas las mujeres, que tenga 30 años en adelante y quieran ser mamá en un futuro, que no demoren más la decisión, que comiencen realizándose un diagnóstico de fertilidad para conocer su situación y puedan valorar junto al ginecólogo sus opciones.

     

     

     

    ¿Hablamos?Barra Marco TopBarra Marco RightBarra Marco BottomBarra Marco Left

    ¿Hablamos?

    Barra Separadora

    Consultamos sin compromiso 952 908 897

    Preserva tu fertilidad, tu decides el momento para ser mamá

    Barra Separadora
    Icono Flecha Volver

    Volver al blog

    Otras noticias

    Barra separadora

    Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.